Blog

Cálculos Renales
unnamed.png

¿QUÉ SON LOS CALCULOS RENALES?

En nuestro cuerpo los órganos encargados de filtrar el exceso de líquidos, sales y desechos de la sangre son los riñones. Estos se encuentran ubicados debajo de las costillas que están en la parte media de la espalda.

La orina es el resultado de esta filtración y fluye a través de unos conductos muy estrechos llamados uréteres y llegan a la vejiga. Allí es almacenada la orina, hasta que se llena, y mediante contracción, sale de nuestro cuerpo por la uretra.

En hombres y mujeres es igual, solo que la uretra se encuentra en el glande del pene, y en la mujer es un orificio a nivel de la vulva, localizado entre el clítoris y la entrada de la vagina.

Los cálculos renales, son pequeños cristales formados en los riñones, debido a sustancias concentradas en la orina. No se siempre se sabe por qué se forman, no siempre causan dolor, pero si salen del riñón, y comienzan a bajar por los uréteres hacia la vejiga, dependiendo del tamaño comienzan a producirse dolor y molestias para orinar, e inclusive sangrado.

Si son pequeños no hay molestias, pero si sobrepasan en ancho del uréter, el cálculo puede atorarse y producir obstrucción, y si esto ocurre la orina se acumula y se regresa al riñón.

La presión sobre el riñón por la orina que se regresa, junto con las contracciones del uréter a medida que baja el cálculo, pueden causar dolor y presión en la parte baja de la espalda, en el costado y hacia la ingle, o en los tres lugares.

Este dolor es de los más fuertes descritos por los pacientes, y provocan además sudoración fría, náuseas, vómitos y sangrado en la orina. Si el cálculo causa infección, puede presentarse fiebre y escalofríos.

Hay que tener en cuenta que a mayor tamaño del cálculo, peor serán los síntomas, y las posiblidades de que sean retenidos o expulsados, como puede verse en la siguiente tabla.










Por regla general la sintomatología le hará consultar y su médico le puede recomendar para los cálculos pequeños tomar mucho líquidos, analgésicos y relajantes de musculatura lisa. Si no cede el dolor deberá consultar de nuevo, pudiendo decidir hospitalización para tratar con medicamentos inyectados vía intravenosa y hacer más estudios para recomendar su extracción.

Dra. Evelyn Roa Delgado.

Médico de Familia.

MiDoctor24h

Other Services

Our Team View All